Controla tus emociones
Posted by Mª Cristina | Desarrollo Personal

Tus emociones forman parte de ti y por tanto están presentes en cada momento de tu vida, ser capaz de gestionarlas de una forma correcta te ayudará a tomar la decisión más adecuada en cada una de las situaciones en las que te encuentres.


Y es que, como decía Goleman “Las personas emocionalmente desarrolladas, es decir, las personas que gobiernan adecuadamente sus emociones y que, también saben interpretar y relacionarse efectivamente con las emociones de los demás, disfrutan de una situación ventajosa en todos los dominios de la vida. Estas personas suelen sentirse más satisfechas, son más eficaces y más capaces de dominar los hábitos mentales que determinan la productividad”

Muchas personas afirman, seré feliz cuando encuentre a mi pareja, necesito conseguir la casa de mis sueños para ser feliz, cuando mi niño saque su carrera seré feliz, pero así sólo están permitiendo que la vida pase, sin disfrutarla y sin ser felices.

Y es que nos pasamos la vida buscando la felicidad sin tener en cuenta que, la felicidad no depende de lo que pasa a tu alrededor, sólo depende de ti, de lo que pasa en tu interior. Sólo tú eres el responsable de tu vida y por tanto, eres tú quien tiene la responsabilidad de ser feliz.

Gestión de las emociones

Una de las cosas esenciales a la hora de alcanzar esa felicidad es ser capaz de gestionar tus emociones de una forma adecuada y para ello, debes soltar todo lo que te causa dolor, frustración, estrés y sufrimiento.

¿Qué son las emociones?

En primer lugar hay que saber que las emociones son reacciones, es decir, son las encargadas de decidir las respuestas que vas a dar.

“La emoción decide y la razón justifica” Roberto aguado

Pero no son positivas ni negativas, las emociones están ahí para ayudarnos y nos avisan cuando algo va mal, por lo que es necesario escucharlas. El problema surge cuando no eres capaz de gestionarlas y se convierten en estados emocionales permanentes. Cuando día a día acumulas tensión, estrés, frustración, cuando alimentas tus preocupaciones o te regodeas en las emociones negativas, estas generando y manteniendo patrones y pensamientos tóxicos que terminan pasándote una factura demasiado elevada.

Para que esto no ocurra debes tener muy claro que las emociones deben ser controladas desde dentro, por lo que debes aprender a identificar las emociones tóxicas y transformarlas en emociones positivas que te permitan alcanzar una vida más plena y feliz.

Algunas de las emociones que pueden estar afectándote son:

Insatisfacción: Cuando esta emoción se instala de una forma permanente en tu vida, comienzas a sentirte triste, duermes mal, tienes problemas para relacionarte y sientes que la vida te supera.

¿Qué puedes hacer?
Busca el equilibrio entre tus aspiraciones y la capacidad para disfrutar de lo que tienes. Haz un repaso diario de las cosas buenas que tienes y que has ido consiguiendo. Márcate objetivos realistas y piensa en el propósito, no te centres en los detalles. No olvides que la única manera de avanzar es moviéndote, así que sigue caminando y no te detengas aunque surjan cosas que te dan miedo o que no hagas bien.

Miedo: Se trata de una emoción inherente al ser humano por lo que es esencial aprender a convivir con él y a controlarlo.

¿Qué puedes hacer?
Plantéate que es lo peor que podría ocurrir y busca la forma de resolverlo, de esta forma en lugar de centrarte en el miedo, te estarás centrando en soluciones. Además ten en cuenta que el primer paso es, siempre, afrontarlo. Párate a pensar en los pros y los contras de afrontar la situación, intenta relajarte, respira hondo y afróntalo. Una vez que lo has conseguido por primera vez, las siguientes serán cada vez más fáciles.

Vergüenza: El temor a hacer el ridículo es una de las emociones más comunes. Esta emoción te paraliza, impide que puedas cumplir tus metas y alcanzar tus sueños. Además, genera ansiedad y una baja autoestima.

¿Qué puedes hacer?
Concéntrate en tus capacidades, tienes habilidades y al enfocarte en tus talentos les permites crecer.

Culpa: Cuando esta emoción se instala de forma permanente en tu vida acabas sumido en un círculo vicioso que te inmovilizará manteniéndote constantemente en el pasado.

¿Qué puedes hacer?
Busca de donde viene esa culpa, si te has equivocado, pide perdón y no te detengas, sigue adelante. De esta forma tomarás conciencia de ello para no repetirlo

Rabia: Todos sentimos rabia en algunos momentos de nuestra vida, pero cuando esto ocurre en demasiadas ocasiones puede ocasionar graves problemas para nuestra salud.

¿Qué puedes hacer?
No puedes decidir sobre lo que los demás hacen, pero si puedes decidir cómo vas a responder ante cualquier situación. Toma conciencia de los motivos reales que han provocado esa rabia. Permítete respirar antes de responder y una vez que has controlado ese sentimiento, ya puedes sentarte a hablar con esa persona contra la que has sentido la rabia. Habla desde la calma y la tranquilidad!

Podríamos decir que las personas somos como un contenedor donde vamos acumulando todo tipo de cosas y sino hacemos limpieza de vez en cuando, todo eso termina por afectarnos en mayor o menor medida. Esto es lo que ocurre con las emociones tóxicas, eliminarlas te permitirá avanzar y aprovechar todas las oportunidades que la vida te ofrece.

Gention de las emociones

 

¡Muy buenos días!

 

(Si te ha gustado, ¡compártelo con tu gente!)

 

 

13 thoughts on “Emociones que te impiden ser feliz

  1. Pilar dice:

    Este post tiene mucho que ver con la filosofía de mi blog. Lo has explicado genial!! Comparto para que mi comunidad pueda leerlo. UN abrazo

  2. Karina dice:

    Hola!!
    Me gusta mucho este post. Normalmente llevamos una vida tan acelerada q no tenemos tiempo de pararnos a pensar, sentir…y analizar nuestras emociones.
    Te lo tomo prestado para releerlo de vez en cuando. Y así recordarme q tengo que parar de vez en cuando para sólo sentir y analizar mis emociones.

  3. Hola! Es muy importante saber reconocer las emociones dañinas en nuestra vida que no solo perjudican como nos sentimos nosotros sino a nuestro entorno y relaciones. Buen análisis.

  4. Mariangeles dice:

    Me ha encantado leer tu post, muy de acuerdo con todo lo que nos explicas. La felicidad está en nosotros no hay que buscarla en los demás. Nos vemos en el siguiente post 🙂

    Un saludo,
    Mariangeles

  5. Sandra Inoue dice:

    Creo que lo mejor es aceptar y reconocer las emociones, y entender que son parte normal de todo ser humano, de esa manera poder sobrellevarlas y no dejar que nos dominen porque al negarlas siento que solo se alimentan y cada vez pesan mas. El control emocional es una gran arma, pues te ayuda a resolver mejor cualquier situación en la que te encuentres, inteligencia emocional.

  6. Muchísimas gracias por esta interesante entrada dedicada a las emociones que nos impiden en ocasiones ser felices.
    Totalmente de acuerdo cuando dices que la felicidad no es algo que está fuera, sino que precisamente está en nosotros y que por tanto somos responsables de ser felices o no.
    Por cierto, muy útil la descripción que haces de la forma en que se pueden gestionar algunas emociones, sin duda lo pondré en práctica.
    Un abrazo y seguimos en contacto

  7. Utilizar la inteligencia emocional siempre es una buena arma para no caer en los errores que nos pueden costar lágrimas y arrepentimientos.

  8. No seríamos lo que somos sin nuestras emociones, pero efectivamente si llevan las riendas de nuestra vida, nos sentiremos fuera de control en muchas situaciones.
    No creo que pudiéramos vivir plenamente sin ellas, pero al mismo tiempo, hay que tener cuidado 😉
    Gracias mil y un abrazo

  9. Ana dice:

    ¡Vaya Cristina! Yo también soy fan de las emociones, y me defino como Diseñadora de Emociones.

    Cada día aprendo, como bien dice, a gestionar (y no controlar) mis emociones. Como el mundo está en constante evolución, las emociones también. Mi misión es aprender a gestionarlas lo mejor posible y luego compartir mis experiencias con personas interesadas de aplicarlas. [Executive Emotion]

    La palabra clave creo, como tú, que es el equilibrio: 4 emociones positivas para contrarrestar una negativa. (o tres o cinco, según creencias)

    Me uno al diseño de emociones. ¡Cada día somos más! Oyeahhhhh

  10. Marta Negro dice:

    Hola Cristina!
    Cuanta razón. Llevamos una vida tan acelerada que no nos paramos a cuidarnos. No somos conscientes que cuidarnos implica gestionar y escuchar nuestras emociones. Así que un buen post para recordarnos como mimarnos un poco más frente a las «problemillas» que nos surgen diariamente.

    Un abrazo

  11. Me ha encantado la frase final, porque la verdad las emociones muchas veces dirigen nuestra vida y si no aprendemos a manejarlas nunca seremos realmente felices, seremos personas demasiado emocionales y poco prácticas, que no está mal ser emocional, el asunto es cuando todo lo que hacemos, decimos y pensamos se basa más en una emoción que explora en el momento y no por algo que realmente hemos manejado, procesado y desarrollado de otra manera. Al menos así lo veo yo y me parece bien que traigas este tema a la palestra 🙂

  12. Una interesante reflexión sobre las emociones que sentimos y que si no sabemos gestionar de forma adecuada pueden impedirnos ser felices. Hay que saber reconocer que emociones nos están afectando y saber gestionarlas para poder tener nosotros las riendas de nuestra vida.

  13. resi dice:

    Es verdad que las emociones estan con nosotros siempre, en todo lo que hacemos en nuestra vida y que su gestión es muy importante para poder alcanzar la felicidad, es cierto que no podemos pensar que esta nos llegara cuando tengamos x cosa, pareja, dinero… como dices debemos controlar las emociones desde dentro e identificar las que son tóxicas para transformarlas en positivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.