Confía en ti y sal de tu zona de confort
Posted by Mª Cristina | Desarrollo Personal

Todos buscamos, de manera consciente o inconsciente, permanecer dentro de nuestra zona de confort para evitar la ansiedad, el miedo, el peligro, la incertidumbre…

Tu zona de confort te hace sentir segura, te cobija y te proporciona la tranquilidad que necesitas. Es ese espacio que has ido conquistando poco a poco y que te permite actuar en piloto automático, sin preocupaciones ni amenazas.

Hay tantas zonas de confort como personas.

Pero permanecer en la zona de confort, inamovible, también te puede impedir avanzar, crecer y desarrollarte personal y/o profesionalmente. En definitiva, te estaría impidiendo vivir la vida que tanto deseas.

Límites de la Zona de Confort

En realidad, la zona de confort la has ido ampliando poco a poco a lo largo de tu vida, así que ¿por qué no seguir haciéndolo?. Y es que la Zona de Confort no es más que los límites que tú mismo te marcas, una mezcla de tus creencias, comportamientos, actitudes, experiencias, ideas y sentimientos, y comprender esto es el primer paso para comenzar a expandir esos límites y alcanzar nuevos objetivos, nuevas metas. Porque en realidad, no se trata de salir de la zona de confort, sino de ampliarla.

Como cuando eras niño que tu zona segura era únicamente tu hogar, junto a tus familiares. Al ir creciendo, ampliaste al colegio, a tus compañeros y profesores. En la adolescencia el instituto, con nuevos compañeros y así sucesivamente. Como puedes ver, has ido expandiendo tu zona de confort casi sin darte cuenta. Porque al final, la zona de confort es una especie de burbuja que va creciendo a medida que incluyes es su interior nuevas experiencias, nuevas personas, nuevos lugares, es decir, va expandiéndose para incluir los nuevos límites.

Pero ahora que eres adulto sientes miedo, miedo al fracaso, al rechazo, a lo desconocido, el problema surge cuando ese miedo a seguir expandiendo tu zona de confort te impide enfrentarte a los problemas y plantarles cara.

Una vez que entiendes que todo lo que percibes no es más que una interpretación de tu mente y que eres tu quien te impones esas barreras mentales que te impiden avanzar, es entonces cuando estarás preparado para volver a ampliarla. Porque al final expandir la zona de confort no es más que experimentar algo nuevo, sentir curiosidad y decidirte a probar caminos nuevos.

¡Construye nuevos hábitos!

Intenta hacer algo nuevo cada día, habla con diferentes personas, visita nuevos lugares, son pequeños retos que te ayudarán a comenzar a aceptar los cambios y, con el tiempo, te encontrarás más cómodo en esas situaciones. ¡Tu zona de confort se habrá expandido!

Si por el contrario sigues limitándote a tu zona de confort, seguirás viviendo exactamente lo mismo que hasta ahora, ya que ¡El mismo camino lleva a los mismos lugares!

¡Tú decides!

Recuerda que sólo tú eres el protagonista de tu vida y que aquellas decisiones que tu no tomes, probablemente otros las tomarán por ti, y lo mejor de todo es que a medida que aprendas a gestionar tus miedos irá creciendo tu autoestima.

No será sencillo, habrá momentos en los que desees volver rápidamente a tu zona segura, te sentirás vulnerable y débil pero recuerda que la clave se encuentra en la motivación y en la persistencia, solo ellas te ayudara a expandir tu zona de confort. Porque una vez que sales de ella, te encuentras con un mundo lleno de posibilidades.

Algunos de los beneficios de salir de la zona de confort:
• Te sentirás más segura de ti misma
• Te permitirá continuar con tu desarrollo personal
• Conocerás nuevas personas y vivirás nuevas experiencias
• Surgirán nuevas oportunidades
• Ampliarás tu visión de las cosas

Prepara tu estrategia, se constante, ten paciencia, mantén una actitud positiva y sobre todo, cree en ti mismo.

 

 

FUERA DE LA ZONA DE CONFORT SE ENCUENTRA LA ZONA MAGICA. Y TU… ¿NO QUIERES CONOCERLA?

 

¡Muy buenos días!

(Si te ha gustado, ¡compártelo con tu gente!)

 

 

You can leave a response, or trackback from own site.

16 thoughts on “Tu zona de confort

  1. Hola Cristina,

    que bonito es cuando uno sale a la zona mágica y lo que cuesta a veces, ¿eh?

    Nuestro cerebro está programado para que nos quedemos en nuestra zona cómoda y no corramos riesgos. A mí me cuesta un poco, pero cuando me lanzo, lo hago por la puerta grande. 🙂

    Genial recomendación hacer algo nuevo cada día, finalmente esa novedad deja de serlo y se incorpora a tu vida.

    Un saludo.
    Séfora.

  2. Solemos andar en piloto automático y no nos paramos a pensar si lo que estamos haciendo es realmente lo que queremos o nos gustaría hacer. Parar y reflexionar es muy importante para dar el paso y salir de la zona de confort.

  3. Itziar dice:

    Cuesta mucho salir de la zona de confort, pero una vez se da el salto… ya no solo la magia sucede, se abre tanto la mente y la visión se amplia de tal forma… Que uno acaba preguntándose por qué no dio el paso antes.
    Un beso.
    Un post muy interesante.

    Itziar

  4. María dice:

    Hola, hola, Cristina:

    Salir de mi zona de confort es un reto constante, pero también es una práctica que no me da más que satisfacciones. Incluso cuando el resultado no es el que esperamos, es bueno intentar ir un poco más allá, probar nuestras alas y ver si podemos volar un poco más alto. Es bien cierto que, como dices, incluso las acciones pequeñas expanden nuestro horizonte y ensanchan nuestra autoestima. Me gusta tu punto de vista positivo sin ñoñería.

  5. Marta Negro dice:

    Si te soy sincera, creo que salir de la zona de confort es algo innato en mi.

    Desde los 18 me fui a otra ciudad a estudiar, luego me fui a México a terminar la carrera, después acabé en Colombia durante dos años, y ahora estoy en Escocia con medio pie en Perú.

    Y es que cuando pruebas los beneficios de salir de la zona de confort, es «adictivo».

    Cuando dejo de tener esas experiencias nuevas enriquecedoras, esa pequeña incertidumbre que una vez superada te hace sentirte más segura de ti misma… las necesito de nuevo y vuelvo a cambiar algún aspecto en mi vida, que me haga salir de ese confort o rutina.

    Así que como alguien que lo experimenta habitualmente, me alegro mucho que escribas sobre ello y animes a la gente a dar el paso.

    Un abrazo

  6. Cada uno vivimos de diferentes maneras la forma de salir o estar dentro de la zona de confort, si se esta a gusto con lo que se tiene, para que exponerlo, no siempre se encuentra lo que se busca.

  7. Eliana dice:

    Cristina te voy a confesar que he leído muchas veces sobre zona de confort y esta es la primera vez que comprendo realmente a qué se refiere, jamás había escuchado eso de ampliar la zona de confort, a veces se cree que salir de ella es dejarlo todo, pero salir de esa zona significa que no te estanques, que experimentes cosas nuevas, que te arriesgues con otros colores al momento de vestirte, que tomes otra vía para ir al trabajo, que asistas a clases de pintura o escritura creativa, a que los 12 meses del año no sean tan exactos y que nos atrevamos a variar y a incluirle nuevas cosas a la vida. Saludos.

  8. ¡Claro que sí! Por supuesto que me atrevo a conocer mi zona mágica, esa zona donde tenemos opciones de aprender, donde los límites se expanden, donde nos damos permiso para ir más allá y para creer en nosotros.
    La verdad es que nunca entendí porqué lo llaman zona de confort cuando en realidad lo que nos lleva este espacio de inmovilidad es a la apatía y a la desgana de vivir.
    Me encanta tu artículo y sin dudarlo gracias por recordar que tenemos un mundo repleto de posibilidades y que tan sólo es cuestión de tomar las riendas y de ir a por él.
    Un abrazo.

  9. Masha dice:

    Muchas gracias por tu post, me has dejado muy reflexica precisamnte sobre este tema. Cuantas veces hemos dejado de aventurarnos a hacer ese proyecto, de tomar esa decisión, de abrirnos a más personas por miedo a fracasar y preferimos quedarnos ahi en esa zona de confort, conformistas con lo que somos y tenemos para no equivocarnos.

  10. Mariangeles dice:

    Me ha encantado el post, yo era hace muchos años una persona que apenas salía de su zona de confort, ahora no paro quieta y ningún mes es igual a otro. Siempre intento avanzar un poco más, y creo que con la madurez he aprendido a no tener miedo a lo desconocido. Más bien lo tomo como pequeños retos a superar.
    Gracias por el post 🙂

    Un saludo!!

  11. La zona de confort, esta tan sobrevalorada que da un poco de pena descubrir lo desafortunado que es el uso que damos de algo que de verdad puede servirnos y ser realmente un aporte real para nosotros. Sin embargo, una cosa tengo clara para mí no se trata de salir de tu zona de confort, se trata más bien de ampliarla de extenderla. Porque así no hay tanta resistencia, al fin y al cabo nadie quiere dejar de disfrutar de la comodidad de su vida. Y eso te lo digo por experiencia y soy una persona que cambia sin problema de un lugar a otro 🙂

  12. Me encanta está formado diferente para hablar de la zona de confort. Es impresionante como muchos desconocen que salir de la zona de confort es sencillamente ampliar nuestra zona de aprendizaje.
    Saludos.

  13. Hola!! Pienso que no todas las personas somos iguales y por tanto no creo que todas necesitemos ni busquemos los mismo. He leído sobre «salir o ampliar la zona de corfort» en numerosas ocasiones. Y si bien creo que está muy bien para personas que están insatisfechas con su vida y/o tienen curiosidades e inquietudes que no pueden satisfacer en ella y para aquellas personas con algún tipo de miedo o fobia no creo que sea «necesaria» para todos. Es decir, si una persona se siente feliz en su zona de confort y no tiene interés en ampliarla ni salir creo que también está genial. Al fin y al cabo es algo que al principio da miedo e inseguridad y por desgracia no siempre sale como esperamos.

  14. Siempre se habla de salir de la zona de comfort y pocas veces de expandirla y tu apreciación me parece muy acertada, porque efectivamente salir de la zona de comfort no es exactamente lo que ocurre, porque cuando lo haces, no lo dejas absolutamente todo, sino que cambias algunos aspectos de tu vida por otros de nuevos, que desconoces y que te llevarán a nuevos aprendizajes

  15. resi dice:

    Supongo que si, todos intentamos quedarnos en nuestra zona de confort por comodidad, por miedo y si que realmente son los limites que nos marcamos y que muchas veces no cruzamos porque nosotros mismos nos creamos los miedos al salir. Fuera de ella como comentas, nos sentimos mas débiles e inseguros al inicio pero es verdad que es un mundo de posibilidades que se abre.

  16. Hola! Me ha venido muy bien tu post y recordarme que yo soy muy importante y debo de ser el protagonista de mi vida sin tener temor, a veces nuestros miedos nos dejan ver lo que tenemos delante y eso nos quita la felicidad. Gracias por el post. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




  • Recent Posts